13 oct. 2015

Una casa donde acurrucarse en otoño

Las estaciones al igual que transforman el paisaje exterior también provocan sutiles cambios  en nuestros hogares y, aunque es evidente que no podemos cambiar la decoración cada tres meses, el propio cambio de temperatura hace que se produzcan ligeras modificaciones, sobre todo, en los textiles. 

Al ver las imágenes de esta casa me ha parecido que no podía ser más acorde al otoño: sus colores, la variedad de texturas en los tejidos, los papeles que visten las paredes, incluso las camas, con varíos cobertores preparados para echárselos  a mitad de la noche si da frío.

Su decoración, realizada por el estudio Rotaeche & Santayana, aunque de un marcado estilo clásico, está muy actualizada y tiene mucha personalidad. Me encanta como han jugado en el comedor con los diferentes tapizados de las sillas, el acabado de los aparadores, las lámparas de estructura metálica...En definitiva me parece una casa muy bien pensada, con una distribución fluida y ordenada, mucha coherencia en la decoración y una paleta de colores preciosa.

Os dejo con las imágenes que hablan por si solas:













¿Qué os ha parecido? No creéis que es una casa de bizcocho en el horno, sofá, peli y mantita...vamos, para acurrucarse en otono! :)

¡Nos leemos!













No hay comentarios :

Publicar un comentario