7 jul. 2016

La regla del 60-30-10

Hoy vamos a hablar un poquito del color en la decoración, tan importante a la hora de diseñar una estancia y a la vez, tan difícil de gestionar en muchos momentos. Normalmente, cuando ya tenemos una habitación a medio decorar nos resulta más fácil, ya tenemos una base que nos guía en la elección del color y lo que hacemos es ceñirnos a ésta y trabajar sobre ella. Sin embargo, cuando comenzamos desde cero, sin ninguna referencia previa, es quizás cuando más dificultad encontramos.
La regla del color del 60-30-10, nos propone utilizar tres colores, pero en una proporción concreta dentro del espacio, para que el resultado sea armónico y compensado.


Regla del color 60-30-10


Estos tres colores serán a nuestra elección, combinándolos como más nos guste, pero tendremos en cuenta algunas pautas:


  • Un 60% lo ocupará el color principal, un color que en la medida de lo posible será un tono neutro, de fácil combinación con otras tonalidades y no muy saturado (muy oscuro). Este color, al ocupar el 60% de la superficie, suele ser el que utilicemos en las paredes o suelo que, por norma general, es la superficie más grande que encontramos dentro de una habitación.
  • El 30% será el color secundario, esté es el que suele estar presente en textiles (cortinas, colchas, alfombras, muebles tapizados...) y mobiliario.
  • El 10% será el color de acento, el que queda reservado para objetos de decoración, cojines, flores...el que remata el conjunto. A pesar de ir en una proporción de sólo un 10%, tiene un papel muy importante porque tiene la capacidad de realzar y dar valor al resto, de crear contraste. También es el que permite más cambios, por lo que podemos ser más atrevidos y jugar más con él.
Os pongo algunas imágenes que reflejan el concepto y hacen que sea más fácil de entender:


Regla del color 60-30-10

regla del color 60-30-10

Regla del color 60-30-10

Regla del color 60-30-10


Como veis, combinando en esta proporción los colores conseguimos diseñar espacios ordenados y con una estructura del color muy compensada. No hace falta decir, que con esta regla debemos ser flexibles y utilizarla como una guía pero permitiéndonos licencias. Veremos los colores como un conjunto, es decir, que el color secundario en el caso de que sea azul, por poner un ejemplo, no significa que ese 30% de azul sea del mismo tono, podemos englobar en ese porcentaje de color distintos tonos de azules, estampados en el que el color predominante sea azul...El objetivo es darnos cuenta de que en esta proporción los resultados son armoniosos porque están compensados ;)

Espero que os haya resultado interesante.

¡Nos leemos!


Imágenes de los Interiores: Pinterest y El Mueble

No hay comentarios :

Publicar un comentario